martes, 27 de junio de 2017

El verano llegó

Verano 2017
Este año el solsticio de verano tiene lugar el 21 de junio, es decir será el momento en que el eje de la Tierra estará lo más orientado hacia el Sol.
Este verano 2017, durante el día el cielo estará dominado por Venus, mientras que por las tardes serán visibles Júpiter y Saturno durante toda la estación.
En cuanto a los fenómenos astronómicos del verano, tendremos dos eclipses en agosto, el 7 de Luna y el 21 de Sol. Además, un año más, alrededor del 12 de agosto, podremos disfrutar de la lluvia de las Perseidas, una de las lluvias de meteoros más populares por ser especialmente intensa y en una época donde el buen tiempo favorece su visibilidad.
El 21 de junio, momento en que comenzó el verano, el sol estará al mediodía en el punto más alto del cielo y será también el día más largo del año, pudiendo disfrutar de muchas horas de luz.Por ejemplo, en la capital Madrid saldrá el sol a las 6:45 y se pondrá a las 21:48. En Barcelona serán de los primeros en ver salir el Sol, ya que lo hará a las 6:18, aunque también se meterá un poco más pronto, a las 21:28.
Por último, destacar que en esta época tiene lugar el máximo alejamiento anual (afelio) 4 de julio entre la Tierra y el Sol, unos cinco millones de kilómetros más de distancia que en 4 de enero, momento en que la distancia alcanza el mínimo anual (perihelio). Por lo tanto, nuestro planeta está más caliente cuando más alejados estamos del Sol.
El curso escolar acaba para nuestros estudiantes el 23 de junio, desde una semana antes hemos sufrio una anormal ola de calor con los termómetros disparando hacia arriba. Los profes ahora a rellenar formularios hasta el 30.
Feliz verano a todos, es tiempo de relax y de refresco, no olvidemos aprener algo nuevo cada día y...¡Miremos al cielo!

viernes, 9 de junio de 2017

Yo también creo en los ángeles.

Creo en los ángeles.ABBA
Anteayer se nos ocurrió ir a la clínica del limonar dando un paseo, tenía cita a las 10:45 como cada día, recibo tratamiento de radioterapia por una recaida en un cáncer de mama. El camino es largo por una zona residencial con arboleda , jardines de flores, poco tráfico, perfecto para un paseo matinal. Nos lanzamos a la aventura sin desayunar, conocedores del dicho que tanto repetía en forma de queja mi padre: “Málaga la morería, ciudad de cien mil bares y una sola librería” sólo encontramos una cafetería abierta, con una maravillosa terraza llena de gente y una sola camarera externa para atender la multitud de gente que no parecía tener prisa ninguna, dentro del recinto el panorama no era mucho más alentador, otra chica en la barra, un chico en la cocina, sólo un cliente a la espera.
Encargamos el desayuno, el reloj empezó a correr más rápido de lo normal, nosotros también, la mantequilla saltó por los aires manchando nuestra ropa, al salir de allí no disponíamos de más de cinco minutos para cumplir con nuestra cita o la perdíamos, nos dimos cuenta que no conocíamos el camino para llegar, le preguntamos a dos señoras mayores que estaban en la acera hablando con un conductor que al parecer se despedía de ellas, se ofrecieron a llevarnos en coche, porque según ellas estábamos muy lejos, además de un camino algo impreciso. Llegamos puntuales, eran dos ángeles. Gracias desde aquí a esas criaturas mágicas. ¿Y tú? ¿Has sido ángel alguna vez?
Mª Teresa Cobos Urbano.

viernes, 26 de mayo de 2017

Domingo nublado de mayo.

Hoy es domingo de pipirigallo...
Así empezaba una canción infantil que me viene a la cabeza hoy, domingo de mayo, nublado sin lluvia, no hay calor, el sol está escondido entre espesas nubes, corre una ligera brisa que invita a pasear.
Entre nuestros paseos favoritos a pie por los alrededores de Álora está una pequeña carretera que comienza detrás del campo de fútbol por el Hacho y acaba poco más arriba de la fuente de la higuera.
Casi al final de esta hay dos altas rocas que parecen guardianes de la misma, dos enormes leones que vigilan y custodian al transeunte. Seguro que tienen una leyenda antigua o más de una, porque por más caprichosa que puedan parecer las formas de las rocas, detrás hay una historia que quiere salir a la luz.
Mientras preguntamos a los ancianos sabios del lugar, disfrutamos de este relajante paseo que nos lleva a refrescarnos en la fuente de la higuera, que aunque dice en un enorme cartel “No potable” todos mitigamos nuestra sed allí, en esa fresca agua que viene debajo de esos enormes leones, igual es ese el “secreto“que vigilan.
                                                                                                                                                                                                  María Teresa Cobos Urbano

jueves, 13 de abril de 2017

Huevos de Pascua.

El Origen remoto de la Pascua viene de la Diosa de la fertilidad mesopotámica Ishtar, (Astarté, Asera, Astaroth, Inanna). Adorada por los babilonios, asirios, fenicios, cananeos e incluso los hebreos. También es por eso que en inglés Pascuas aún se nombra Easter y en alemán Oestern.
El hecho de asociar el huevo con la fertilidad y por coincidir la Pascua con la estación primaveral, estación fértil por excelencia, hace que haya quedado establecido en toda Europa como símbolo de la Pascua. De modo que muy pronto los pasteleros de época comenzaron a elaborarlos utilizando distintos ingredientes. Primero fue el azúcar, luego el chocolate.
En la Edad Media, el intercambio de huevos se hacía con huevos de tortuga a los que se trataba la cáscara mediante diferentes procesos para decorarla. Muchas veces eran verdaderas obras de arte.
La costumbre del conejo de Pascua, que consiste en esconder huevos pintados en las nubes para que los niños no los encuentren, se sigue manteniendo en muchos países. Simboliza la persecución de Jesús por parte de Herodes y la intervención de Dios para evitar ser encontrados.
En algunos países, los huevos forman bouquets. En los jardines de la Casa Blanca el día de Pascua se desarrolla una carrera de chicos que hacen rodar los huevos. Gana quien llegue más lejos y sin romperlos.
En Medio Oriente todavía se sigue intercambiando huevos carmesí, para recordar la sangre de Cristo y en Polonia y Ucrania hacen verdaderas obras de arte con cera fundida sobre su cáscara.
Entre los siglos IX y XVIII, la Iglesia prohibió el consumo de huevos durante la cuaresma por considerarlo equivalente a la carne, y por ello la gente los cocía y los pintaba para diferenciarlos de los frescos y poder consumirlos el día de Pascua de Resurrección. Con el tiempo, estas tradiciones se incorporaron a la festividad de Pascua de Resurrección y hoy en día el huevo de Pascua es un símbolo universal. Para muchos, el huevo se asemeja a la resurrección como un símbolo de vida nueva.
En la actualidad, la tradición continúa con algunas variaciones. En Europa se mantiene la costumbre que data desde la Edad Media de adornar huevos con teñidos y pintados. Aunque parece que la práctica de huevos ornamentales era principalmente elaborada por clases altas o de recursos, se difundió a decoraciones más sencillas, como con el empleo de hojas de árbol para crear patrones sobre el cascarón. El comercio y la modernidad por su parte se ha encargado de incorporar los huevos de chocolate, y los huevos de plástico para ser llenos de dulces, y que según la leyenda son escondidos por el conejo de Pascua para que los niños los busquen, y por consiguiente, los encuentren y se los coman. En Argentina, Chile y Uruguay, se conserva la tradición de regalar huevos de Pascua decorados artesanalmente con glasé multicolor o bien en chocolate. Mientras, en el norte de México huevos rellenados de confeti, conocidos como cascarones, son decorados y cubiertos con papel.
En Cataluña los padrinos los regalan a los ahijados las Monas de Pascua. En algunos pueblos de Andalucía se hace el hornazo, un pan horneado con un huevo cocido dentro, para el domingo de Pascua.
Y en IES Valle del sol de Álora, esta semana los hemos elaborado con galletas y chocolate para regocijo de la compensatoria.
¿Y tu cómo los haces?
Fuentes consultadas. 

miércoles, 12 de abril de 2017

Nuestro Osirio.

Hace cinco años, nuestro gran Osiris (Osi) nos dejó. Yo siempre digo que se independizó. Junto a su hermana Isi ( nuestra niña y nuestros ojos), su padre Pelu, Nor, Paz, Pingue, Valiente...
Han sido, son y serán siempre, pura energía posistiva. Puro amor.
Esta sencilla canción, la escribí para él.



Canción para Osirio